06.02.03 | Página web Buena Fuente (www.buenafuente.com), Publicado en el diario La Nueva Provincia, Bahía Blanca

Criopreservación de óvulos

Investigación de científicos argentinos
A través de una nueva técnica, se apunta al uso de un medio de criopreservación diferente al estándar, que sustituye sales de sodio por colina. La innovación permitió, hasta la fecha, el nacimiento de tres bebés, a partir de la fertilización óvulos congelados.

Agrandar letra Achicar letra Imprimir Enviar por email Agregar a mi Halitus  
Imagen
Mientras hay registrados pocos embarazos en todo el mundo utilizando óvulos congelados, científicos argentinos lograron mejorar las tasas de embarazo en procedimientos de fertilización asistida utilizando ovocitos criopreservados.
La investigación, publicada en "Human Reproduction" , ofrece grandes expectativas para el futuro de la criopreservación de ovocitos.
Probablemente, modifique el concepto que asegura que congelar óvulos no es exitoso, debido a características del óvulo durante el proceso de congelamiento y el posterior descongelamiento que puede dañar la estructura de agrupamiento de sus cromosomas. El trabajo revela que ciertas modificaciones en las sustancias contenidas en el medio de criopreservación, donde se guardarán los óvulos, mejora notablemente la tasa de sobrevida al proceso de congelación y posterior descongelamiento.
Fundamentalmente, la técnica consiste en sustituir parte del sodio por clorhidrato de colina. Protector de células. El doctor Carlos Quintans, autor principal del trabajo y jefe del laboratorio de Halitus Instituto Médico, explica que las sales de sodio son los principales componentes de los medios de cultivo celular y se piensa que son una de las mayores amenazas para el daño celular asociadas a la criopreservación.
Además, el exceso de sodio intracelular se remueve por mecanismos dependientes de energía, los que pueden dañarse con el proceso de congelamiento y descongelamiento. "Basándonos en la experiencia realizada en ratones por el equipo de Stachecki, en Saint Barnabas, Estados Unidos, decidimos sustituir el sodio, utilizando una base orgánica como es la colina, que parece no difundir dentro de las células y se piensa que podría ser protector de las mismas durante el proceso de criopreservación", explicó. Esta nueva técnica por el equipo de investigadores --conformado por los doctores Carlos Quintans, Mónica Donaldson, María Victoria Bertolino y Sergio Pasqualini, coordinador del trabajo, de Halitus Instituto Médico-- consistió en utilizar un protocolo de congelación lenta y descriopreservación rápida en los ovocitos.
Al descongelar los óvulos criopreservados se debe recurrir, necesariamente, a la técnica de ICSI --inyectando un espermatozoide en cada uno-- debido a que el proceso de congelamiento y descongelamiento puede alterar su membrana.
De esta manera, los resultados logrados superaron ampliamente las tasas de embarazo obtenidas con la técnica clásica: la tasa de sobrevida de los ovocitos alcanzó el 63 por ciento, con una media de fertilización del 59 por ciento y una tasa de implantación del 25 por ciento.
Se obtuvieron seis embarazos, de los cuales, al momento de la publicación de este trabajo han nacido dos bebés sanos, agregándose, recientemente, un tercer nacimiento en septiembre pasado.
Este trabajo, revela el doctor R. Sergio Pasqualini, director médico de Halitus, "modifica la idea que asegura que congelar ovocitos no es exitoso". El instituto es pionero en el país de la técnica ICSI y también fue el primer centro de fertilidad que logró un embarazo a partir de la transferencia de embriones congelados. "Con la vasta experiencia que viene adquiriendo el equipo de investigadores del laboratorio en la criopreservación de gametas y embriones, observábamos con inquietud desde hace tiempo el congelamiento de ovocitos como una técnica interesante que podría ser efectiva en el futuro", agregó Pasqualini.
El trabajo publicado registra los resultados favorables que se están logrando a partir de la innovación en el medio de criopreservación de los ovocitos y las tasas de éxito. Banco de ovocitos. Halitus es el instituto de fertilidad que posee mayor casuística del país en la técnica de congelamiento de ovocitos.
Es, también, el que, hasta la fecha, ha obtenido mayor tasa de embarazos y nacimientos con esta vía, además de la innovación en el medio de criopreservación que posibilitó los primeros nacimientos en todo el mundo, ya que es el primer centro en utilizar esta sustancia en el proceso de congelamiento.
En este centro de fertilidad se congelan ovocitos de pacientes desde 1996.
Explicó Pasqualini que en todo el mundo, hasta la fecha, no se han logrado buenas tasas de éxito en procedimientos de fertilización a partir de óvulos congelados.
Se registran no más de 30 nacimientos publicados, de los cuales dos corresponden a Halitus, gracias a la modificación en la técnica mencionada en el trabajo publicado.
"Esta innovación es alentadora y los excelentes logros nos entusiasman a continuar en esta línea de investigación, pero por el momento somos cautos. Hace falta una mayor casuística que corrobore esta tendencia", reveló.
Qué congelar. Siguiendo el camino del proceso reproductivo, desde la obtención de las gametas --óvulos y espermatozoides-- hasta la implantación del embrión en el endometrio materno, se sabe que los resultados no son matemáticos.
Un óvulo y un espermatozoide reunidos en las mejores condiciones de fertilización no necesariamente darán por resultado un embrión ni una implantación exitosa. Por lo tanto, en términos de criopreservación, la fertilización a partir de ovocitos congelados siempre ofrece menos chances de embarazo que utilizando embriones fertilizados.
Por leyes naturales, normalmente se produce un proceso de detención en la evolución, que no siempre se puede prever bajo la simple observación de las gametas, los pronúcleos o los embriones en el microscopio.
En la experiencia cotidiana, en el laboratorio, se observa, por ejemplo, que a partir de 9 ovocitos aspirados a una paciente, durante un procedimiento de fertilización por ICSI, al día siguiente de haber sido inyectados con el espermatozoide generalmente no todos han sido fertilizados.
De los restantes ovocitos que resultaron fertilizados, no todos mostrarán división celular a las 48 horas de la fertilización, ni desarrollo hasta el estadio de 4 a 6 células. Del mismo modo, en la última etapa de cultivo in vitro de los embriones, no todos evolucionan hasta blastocisto, el estadio a partir del cual pueden implantar en el endometrio, que corresponde al quinto o sexto día de desarrollo de los embriones. "Este es el motivo por el cual preferimos congelar embriones, fundamentalmente blastocistos --dependiendo de las características de los pacientes-- antes que ovocitos sin fertilizar --técnica que se reserva para casos o situaciones muy especiales-- para evitar congelar tempranamente a aquellos óvulos u embriones tempranos que no hubieran evolucionado naturalmente hasta el quinto día, aún si no hubieran sido congelados", explicó Pasqualini.
En el caso de criopreservación de blastocistos, existe también otra razón que justifica el uso de la técnica.
"Los blastocistos sobreviven mejor al proceso de congelamiento y descongelamiento y, aún más, en el caso de nuestro instituto, gracias a otra técnica original de nuestro equipo, también publicada, que mejora la tasa de sobrevida e implantación de éstos", ilustra el profesional.

Algunas cifras

o Hasta la fecha, se han congelado ovocitos de 89 pacientes,
25 con técnica estándar, y no se obtuvo ningún embarazo.

o Utilizando medio de criopreservación con colina se realizaron 64, lográndose 7 embarazos, de los cuales nacieron, a la fecha, 3 bebés sanos.

o Actualmente se mantienen congelados los ovocitos de 45 pacientes: 10 con técnica estándar y 35 con medio de criopreservación con colina.